Categorías
Evangelio del día

Impulso Espiritual

A la Salvación todos estamos invitados pero, y con lo terrible que parezca, podemos aceptar o no. Como dijera el grande san Agustín: Quien se salva se salva por Gracia, quien se condena se condena por mérito. Aceptemos la invitación.