Categorías
Evangelio del día

Impulso Espiritual

Ante la acusación de no respetar las leyes de purificación religiosa, Jesús recuerda a los fariseos y a todos los que le escuchaban: No es lo que viene de fuera lo que nos hace buenos o malos, sino lo que tenemos en el corazón. Hay algo más que tener una conducta exterior irreprobable, lo verdaderamente importante es lo que tenemos en el interior, de otro modo nuestra conducta es una farsa. Dispongámos nuestra actitud externa a partir de la purificación del corazón.