Categorías
Evangelio del día

Impulso Espiritual

Por simples que parezcan las parábolas hace falta CORAZON para entenderlas… No es suficiente con tener oídos, ojos y cerebro. Jesús sabe que el verdadero órgano que nos hace comprender es mucho más que los que nos permiten recibir los datos externos. Para tener oídos para oír, ojos para ver, es necesario tener un corazón para entender. “El corazón tiene razones que la razón no entiende” (Pascual) “Lo esencial es invisible a los ojos. Se ve con el corazón” (Atoine d’Exupéry).