Categorías
Evangelio del día

Impulso Espiritual

Juzgar a los demás supone cuatro cosas: 1) Que estoy en posición de hacerlo (que lo he vivido, que sé de lo que hablo y vive el otro). 2) Que conozco el futuro y no me pasará de otro modo “no digas de esa agua no he de beber porque te ahogas”. La película no ha terminado. 3) Que conozco las intenciones que la persona a quien juzga tiene…. eso solo Dios. y 4) Juzgo para superar algo no para aparecer como juez. ESTAS CUATRO COSAS NO SE CUMPLEN por eso el juicio se reserva a DIOS.