Categorías
Evangelio del día

Impulso Espiritual

La vida de la Comunidad humana y nuestra vida personal es cual embarcación en medio de un oceano en donde puede haber tormentas y donde si no remamos juntos nos hundimos. La experiencia de esta Pandemia nos lo ha dejado claro: “Estamos en la misma barca y más nos vale remar unidos”. Y además en esa barca va Jesús con nosotros y aunque nos de la impresión de estar dormido y desinteresado no es así. Lo que es claro -según el Evangelio- es que debemos acudir a Él no por miedo, sino por la necesidad de sentir su presencia con nosotros: Robustecer nuestra fe.