Categorías
Evangelio del día

Impulso Espiritual

La oración que Jesús deja a sus discípulos, el Padre Nuestro, viene a ser la síntesis de la nueva ley que él propone. No es solo una oración para hablar, es ante todo una forma de vida. Los seguidores de Jesús en nuestra vida, insistimos a veces en una parte (¨Danos hoy nuestro pan de cada dia, hágase tu volundad…¨), a veces en otra (¨Perdona nuestras ofensas…), según la situación que estemos pasando. Esto va en contra de una oración repetitiva y sin vida, como el perico.