Categorías
Evangelio del día

Impulso Espiritual

Jesús intenta decirnos que todos somos deudores ante DIOS y que ÉL quiere perdonarnos a todos porque ninguno de nosotros puede pagarle. A veces los que parecieran más pecadores que nosotros son los que verdaderamente son perdonados nos guste o no, pues para alcanzar el perdón hay que llorar a los pies de Jesús. Este es el origen de la paz, “vete en paz”; la paz es fruto del perdón.