Categorías
Evangelio del día

Impulso Espiritual

Jesús conoce nuestra barca (persona, familia, Iglesia) y sabe lo que tenemos (no hay oro ni plata… o no debería haber) por eso nos pide que a pesar de haberlo intentado mucho (Pedro dice “hemos estado intentado toda la noche y no hemos pescado nada”) echemos las redes mar adentro…. Y con toda la decepción como Pedro debemos exclamar: “confiando en tu Palabra echaré las redes”.