Categorías
Evangelio del día

Impulso Espiritual

“Porque no se sabe cuando llega el novio” es necesario estar preparados. Con la parábola de las Vírgenes prudentes Jesús nos invita a mantener nuestra lámpara encendida. La fe debe mantenerse encendida, debe atizarse de otro modo, como el amor, se apaga. No hay cosas más tonta que decir “soy católico” pero no practicante, algo tan incoherente como me gusta el fut ball pero nunca he tocada un balón. La práctica es definitiva y si a nuestros niños no se les inculca la práctica se harán indiferentes. Atención mantener la lámpara de la fe encendida.